Restaurante - Cafetería

El Club Financiero Atlántico posee dos comedores generales, Atlántico y Cantábrico, con capacidad para 55 y 38 comensales respectivamente.

Cuatro salones privados destinados a ofrecer una total intimidad. Salón Gran Sol (ambientado en estilo inglés, totalmente recubierto en madera, con figuras alusivas a la caza, y con capacidad máxima para veintidós comensales). Salón Bretaña (con capacidad para ocho comensales, decorado al más puro estilo de Versalles). Salón Mediterráneo y Salón Terranova (decorados con un estilo más funcional con fondos en blanco y negro, con capacidad máxima para diez personas).

Se celebran numerosas Jornadas Gastronómicas coincidiendo con las distintas épocas de caza ó pesca para mostrar las excelencias de los productos típicos de cada estación.

La cocina del Club tiene todo un repertorio gastronómico adecuado para dar satisfacción a los socios y sus invitados, con gran calidad en los productos y un esmerado cuidado en la presentación y preparación de los mismos. La cualificación del personal de mesa y servicios permite dar un trato personalizado a los socios, lo que hace cómoda y agradable su estancia en la mesa, a la vez que disfruta de un sabroso plato.

A disposición de los socios en la zona deportiva está la cafetería conocida como Therma-Bar, de ambiente tropical, donde degustar los más sabrosos y exóticos zumos y batidos.

En el moderno mundo empresarial no se podría prescindir de las frecuentes comidas de negocios.

En el Club Financiero Atlántico los socios pueden disponer de un amplio servicio de restauración.

La exquisitez de los platos y el refinamiento y selección de los menús hacen del Club un lugar de referencia para agradables comidas empresariales ó simplemente personales, para satisfacer el placer de comer.

El Club presenta a sus socios una amplia carta de menús y una excelente selección de los mejores vinos para garantizar siempre la agradable sensación que proporciona el buen trato recibido.

Terraza