“El feminismo es temido, sobre todo, porque cuestiona el poder y a los poderosos, es decir, a los hombres”

¿Qué hay detrás del término feminismo? ¿Por qué es más temido que amado? ¿Realmente replicamos el comportamiento de los hombres cuando reivindicamos nuestros derechos?

El feminismo no es más que una propuesta ética y política que persigue la emancipación de todos los individuos, con independencia de su sexo. Feminismo es equivalente a igualdad de derechos. Nada más y nada menos. Es temido por los prejuicios que derivan de la ignorancia y, sobre todo, porque cuestiona el poder y a los poderosos, es decir, a los hombres.

No creo que las mujeres repliquen comportamientos masculinos cuando reivindican sus derechos. Lo único que hacen es reclamar que se las considere como equivalentes.

La revolución de la mujer ¿Debe ser social (desde los cuidados y los afectos) o intelectual?

La mujer debe ser reconocida como sujeto del Derecho, de los derechos y del poder. Debe alcanzar eso que Marcela Lagarde denomina poderío. Y para ello es necesario remover los obstáculos sociales que se lo impiden. Eso supone una revolución política que, lógicamente, también tiene una dimensión personal que alcanza a las subjetividades - masculina y femenina - y a las relaciones entre ambas.

¿Estamos evitando un debate abierto pensando que la tecnología democratizará y relevará a la mujer de las tareas que viene llevando a cabo?

A mí me parece que el verdadero debate es quien tiene el poder y el control sobre la tecnología. Y me temo que ese poder sigue siendo masculino casi en régimen de monopolio. Habría que meditar, por ejemplo, sobre cómo las mujeres siguen siendo minoría en los estudios relacionados con las tecnologías.

¿Qué supondría cambiar los roles mujer-naturaleza y hombre-sabiduría? ¿Seguimos manteniendo un dualismo hegemónico?

Habría que romper con los binomios jerárquicos en que se apoya el patriarcado. Y uno de ellos es el que opone Hombres/cultura frente a Mujer/naturaleza. La sabiduría, los saberes, la ciencia, el conocimiento, continúan siendo androcéntricos. Por eso es tan importante que haya más mujeres en esos ámbitos, que sean visibles, que tengan poder y autoridad. El prestigio debe dejar de medirse con parámetros exclusivamente masculinos.

¿Cómo ha podido consolidarse tanto el patriarcado visual: pornografía, prostitución, imagen de la mujer?¿A quién beneficia realmente?

Se ha consolidado porque hay una perfecta comunión entre patriarcado y mercado. La lógica neoliberal de los deseos y del consumo encaja perfectamente con los intereses masculinos. Y eso beneficia, claro, a los sujetos con poder: en la economía, en las tecnologías, en el negocio del sexo. O, sea, a los hombres.

Fuente: http://www.elcorreogallego.es/tendencias/ecg/feminismo-es-temido-todo-porque-cuestiona-poder-poderosos-es-decir-hombres/idEdicion-2018-06-10/idNoticia-1120162/