Los tres clubes financieros se alían para tratar de llenar los vacíos de una CEG en guerra Santiago, A Coruña y Vigo se unen como voz única en defensa de la empresa y la sociedad

Publicada el 19/01/2016

Casi en el mismo momento en que en la Confederación de Empresarios (CEG) se votaba y elegía a su nuevo presidente, en un cónclave paralelo el viernes en Compostela se sellaba la alianza de los clubes financieros de Santiago, A Coruña y Vigo.

La elección de Antonio Dieter Moure como titular de la CEG ha despertado las iras de su rival, el líder del empresariado ourensano, José Manuel Pérez Canal, de la patronal provincial lucense y de parte de la pontevedresa. De hostilidades a guerra abierta, con denuncias de censos trucados que toca resolver, como la división o el sanear una patronal incapaz de atender muchas obligaciones.

Por ello el Club Financiero de Santiago (CFS), el Club Financiero Atlántico (CFA) y el Club Financiero de Vigo (CFV) anunciaban ayer su acuerdo "a favor de la defensa de sus objetivos fundacionales, reforzando estructura y alcance".

Este pacto estratégico busca ser "una plataforma de voz única, sólida e influyente ante temas de interés para la clase empresarial y la sociedad divil". Unificarán esfuerzos, estrecharán relaciones y realizarán acciones conjuntas en beneficio del sector empresarial. Las sedes de los tres clubes pasarán a ser compartidas.

Nace del convenio entre el CFS y el CFA sellado en octubre al que se suma ahora Vigo. Los tres tejen una "red sólida, estable y con poder de actuación ante las diferentes administraciones para defender y proteger conjuntamente al empresariado gallego", y un círculo económico "con autoridad suficiente para opinar en temas de interés general". Roberto Pereira, presidente del santiagués, apuntó que "debemos dejar a un lado las luchas particulares e individuales y centrarnos en la unión para ser más fuertes".

 

Noticia de SANTI RIVEIRO, el Correo Gallego.